Por el Fólkvangr y el Valhalla: una antología vikinga

Varios Autores

25/07/2020

Sinopsis: Doce relatos, doce autores, y un único hilo conductor: el mundo vikingo. Esta antología nos presenta historias de grandes y sanguinarios guerreros, de conquistas, de gestas y de batallas, pero también nos muestra otra cara que pocas veces hemos imaginado, como pueden ser el papel de la mujer en la sociedad, la maternidad o el dedicarse a otra cosa que no sea la guerra (el arte, por poner un ejemplo). Además, la variedad temática es muy amplia, encontrando ejemplos de acción, terror, ciencia ficción, humor, distopía… Y, por supuesto, no podían faltar la mitología nórdica y sus dioses.

Por el Fólkvangr y el Valhalla: una antología vikinga fue la primera publicación de Ediciones Freya, y yo tuve el inmenso honor de participar en ella. He de confesar que no me esperaba estar tan bien acompañado, y esto no lo digo por decir: el nivel de los relatos es muy alto. Como todo en esta vida, los hay que pueden gustar más o menos, pero el trabajo de selección creo que fue más que acertado.
Una de las claves del éxito de esta antología está en la atención al detalle que se ha puesto en la construcción del libro: la ilustración de la cubierta (obra de Orikye), que podéis ver más arriba, es una pasada; la maquetación interior está muy bien trabajada, usando el pequeño dibujo de un drakar para separar las escenas y una tipología de letra para los títulos que invita a meterse en la historia nada más empezar; se pueden encontrar notas a pie de página que ayudarán a comprender conceptos propios de la cultura nórdica; y al final del libro, después de los doce relatos, hay una pequeña biografía de cada autor.
Pero una antología, por muy buena que sea la presentación, no vale nada si su contenido no es bueno. Por suerte para
Por el Fólkvangr y el Valhalla, los doce relatos que lo componen no defraudan en absoluto. Uno de los peligros que corría esta antología, centrada en la cultura vikinga, era la repetición de los temas que más se asocian con este pueblo: guerras, saqueos, desembarcos sangrientos… Sin embargo, fue un gran acierto seleccionar relatos tan dispares entre sí, historias que poco o nada tienen que ver unas con otras. Por supuesto hay muchos elementos que se repiten, pero es la forma en que se usan lo que marca la diferencia.
Uno de esos elementos es la mitología nórdica, presente en la gran mayoría de relatos. Los autores recogen pinceladas de esta mitología y las reutilizan a su propia manera, convirtiendo a aquellos dioses en personajes como nunca los habíamos imaginado.
Otro punto importante es la diversidad y la normalización que se muestra, tanto en la orientación sexual como en el papel que tiene la mujer. A pesar de que, cuando hablamos de vikingos, lo primero que se nos viene a la cabeza es un tipo rubio que mide dos metros, con la misma constitución de un armario empotrado, con largas barbas, casco con cuernos y un hacha en una mano y un escudo en la otra, ese estereotipo se deja de lado para presentar otro tipo de personajes que poco tienen que ver con el que va matando y violando allá por donde pisa.

A continuación, dedicaré unas pocas palabras a cada relato.

  • Helreid Alvitar, de Mal Lawless

Este es uno de esos relatos de amor para toda la vida (y para la otra también) en la que alguien es capaz de sacrificar todo por esa otra persona. Al leerlo, me recordaba a esas historias en que se hace un pacto con el diablo y se le intenta engañar. Un buen comienzo para la antología.
 

  • La fuerza del hogar, de Andrea D. Morales

Nos pone en una situación en la que muchos no habíamos pensado: ¿qué hacen las mujeres vikingas cuando los hombres están lejos de sus aldeas? Se trata de un bonito relato sobre la vida, la muerte y el poder que tiene la mujer sobre ambos.
El estilo en que está escrito invita a leerlo despacio y con calma, pero cuando llega el momento de la acción coge buen ritmo y se torna trepidante
.

  • Dioses de Nueva Asgard, de Jorge Pérez García

Esta es la aportación de un servidor. En un futuro no muy lejano, la humanidad vive casi extinguida bajo el yugo de los dioses asgardianos. Un pequeño grupo de guerreros, descendientes de los antiguos vikingos, se aventuran en una misión para ofrecer una oportunidad a la raza humana.

  • Humo, de Laura G. Sanz

Desde un principio parece una historia en la que no sucede nada. Aun así, cuando se habla de todo lo bueno que le espera a la protagonista al llegar a casa, ya está ahí la sensación de que algo muy malo va a pasar. El estilo con que está escrito, aunque con alguna palabra un tanto rebuscada, resulta elaborado pero no sobrecargado, y me resulta una maravilla. En ese sentido creo que es el mejor de todos.

  • La valkiria de hielo, de Leticia Goimil García

Aquí se nos presenta una historia con cierto aire detectivesco. Es una muy buena historia, pero tiene un pero que, en mi opinión, lastra bastante todo el relato: el espacio necesario para contar todo lo que necesita es muchísimo mayor del que dispone. Casi se puede sentir que es el resumen de una historia mucho mayor. Eso sí, creo que es un gran resumen.

  • Hilda en la nieve, de Javier Pavía Fernández

El humor es un género que no suelo leer. Tal vez por ello tenía ganas a este relato, y he de decir que no me ha decepcionado. Desde el principio he mantenido una sonrisa, con frases me han arrancado una carcajada. Nos cuenta las aventuras de una valquiria en su primer día de trabajo,  y no se puede decir que se le dé especialmente bien. Un relato muy divertido.

  • Fenrir, de Carlos Calleja

Este es uno de eso relatos mentirosos, como me gusta llamarlos, que te muestran algo para después descubrirte que no era lo que habías imaginado. Fenrir carece de la acción que tienen los otros relatos, pero en eso radica su factor diferencial, porque los vikingos no solo eran lucha, saqueos y conquistas. Aquí se muestran otros aspectos de la vida cotidiana, y cómo algunos hombres anhelaban otros destinos diferentes al de morir en el campo de batalla.

  • Øen, de Carlos J. Sánchez

Otro relato al que le tenía muchas ganas, este por ser de terror. Siento decir que el final de la historia me ha decepcionado, ese giro no me convence para nada. En cuanto a la manera en que está escrito, ahí sí que he acabado muy contento, me ha encantado el estilo (sencillo pero no en exceso, el mismo que busco yo), y la ambientación me parece magnífica. Si no fuera por ese final (siempre desde mi punto de vista personal), sería un relato de sobresaliente.

  • Valkiria, de Cintia C. S.

Este relato se divide en dos partes: la primera, con un ritmo frenético, es lo que a priori nos esperamos de una historia de vikingos: guerra, sangre, heroísmo; la segunda es mucho más calmada y mística. Lo que más me ha gustado son las escenas de la batalla, muy bien llevadas. Uno puede sentir casi que está viendo una película. Pero el tema principal es un alegato feminista, ese deseo de no ser tratadas como inferiores a los hombres solo por el hecho de ser mujer. Un relato muy disfrutable.

  • El ritual, de Mar Hernández

Este relato define muy bien lo que se supone que es la literatura juvenil: aventuras, protagonistas jóvenes que descubren su camino y que dejan de ser niños para convertirse en adultos. Un relato que me ha gustado bastante; al llegar a la última página me he sorprendido porque se me ha hecho muy corto. El estilo de la escritura me recuerda mucho al mío (al menos a cómo me gustaría que fuera): sencillo y directo, pero que dibuja muy bien todo lo que se ve y también lo que no.

  • Drápa en vivo, de Víctor Guez

Este es otro relato diferente, aquí entra en juego la ciencia ficción. Resulta muy ágil y ameno, y cuando me quise dar cuenta ya lo había terminado. Aunque puede recordar un poco a Los juegos del hambre (sobre todo porque el mismo relato hace esa referencia), la idea me parece muy original. El protagonista es uno de los personajes que más me han gustado de toda la antología, y el punto de vista desde el que se trata la esclavitud puede resultar muy interesante.

  • Todos los vikingos van al Valhalla, de Nairam Allábaz

El más gracioso de todos, ha conseguido arrancarme alguna que otra carcajada (y leyendo es algo bastante complicado). La comparativa con otras religiones, vistas con ese tono de humor, me parece un gran acierto. Y la complicidad que se crea entre los dos personajes podría dar para muchas más historias. Muy fácil de leer, cuando vi que llegaba al final me dio pena que no durará más.

En conclusión, creo que Por el Fólkvangr y el Valhalla: una antología vikinga es una buena opción si te gustan los relatos. El hecho de que la temática sea común para todos no impide que haya variedad, y la longitud de cada una de las historias, que ronda la media hora para las más largas, lo convierte en un entretenimiento ideal para esos ratos en que la lectura de algo más largo sabe a poco.
Si os gusta lo que habéis leído y queréis hacerlos con la antología, o simplemente os apetece saber algo más de este libro, pinchad en ESTE ENLACE.

Como viene siendo habitual, os invito a que comentéis qué os ha parecido. ¿Conocíais esta antología? ¿Os ha llamado la atención? Contádmelo todo en el formulario que hay un poco más abajo. Además, si os ha gustado esta reseña, podéis suscribiros al boletín mensual o compartirla en vuestras redes sociales y ayudarme a llegar a más gente. ¡Nos vemos!

Atrévete a comentar

No te cortes, deja un comentario con tus impresiones sobre lo que acabas de leer, pero sin olvidar que debes hacerlo siempre desde el respeto

Suscríbete

Si te ha gustado este artículo no dudes en suscribirte a De Terror y Fantasía, y recibirás el boletín con todas las novedades al final del mes

© 2020 por Jorge Pérez García. Creado con Wix.com

Todas las imágenes de este blog han sido sacadas de Internet sin ningún ánimo de lucro, y siempre que he podido han sido referenciadas y nombrados sus autores. Si hay algún problema con dichas imágenes, por favor, no dude en ponerse en contacto y solucionaré el problema a la mayor brevedad posible.